La filosofía como promotora del cambio social en Colombia Al Margen

Sara Lucía Lizarazo López | March 29, 2017, 9:50 a.m.

Fuente: Concepto Definición

El papel que tiene la filosofía en la Colombia actual es el de promover preguntas para crear conocimiento que permitan entender que el cambio es fundamental, pero para ello debemos cambiarnos primero a nosotros mismos. La falta de conciencia y responsabilidad que adoptamos generalmente al tener que enfrentarnos a las necesidades de un país en reconstrucción afecta por completo nuestro propio bienestar. Por lo tanto, empezar por conocernos y cuestionarnos para actuar es lo que nos podrá llevar a una Colombia en la que todos sus habitantes se sientan orgullosos. Esa es la filosofía, la que debemos descubrir para vivir y crear algo nuevo.

En este momento de posconflicto, Colombia debe estar preparada como nunca para adecuar la sociedad a una más inclusiva y tolerante ante las diferencias. Sin embargo, se siente que muchos no quieren algo distinto y prefieren seguir en el mismo juego de guerra de antes, en el que se mata a todo aquel que piensa distinto o al que se considera ‘’malo’’. Se está pensando en el bien individual y no en el colectivo y así no podremos salir de esta tragedia que ha sufrido Colombia tanto por la guerra y la delincuencia como por la pereza, la desidia y la falta de orgullo de las personas por su país.

Por ello, la filosofía es fundamental para el cambio porque al permitirnos ver la vida de otra forma: nos impulsa a actuar con coherencia. Y aunque esta visión es única para cada persona, como es la realidad en la que se vive, nos conduce a ser otros, más conscientes, más críticos, más comprometidos. No podemos seguir con una mentalidad de Edad Media esperando ideales o mesías, porque simplemente nos inmovilizan y nos empequeñecen. Necesitamos reformar nuestras concepciones comunes y, como el renacimiento, volver a encontrarnos con la esencia y cuestionar todo para que, como lo expresa Borges en su concepto de filosofía, podamos entendernos y vivir mejor sabiendo lo que nos es posible.

Según Kant, el ser humano ha de construirse él mismo, el plan de su conducta y por ello, el conocimiento es único. Este conocimiento se da a partir de preguntas que nos permite saber qué es lo que realmente podemos hacer y crear nuestro propio camino. Es hora de que dejemos de buscar una sociedad perfecta, un país inexistente dentro de lo realmente posible, un todo ideal que solo nos hace sufrir, como lo hacía el Fedro de Platón al soñar un amor ideal. Nosotros como Latinos tenemos una forma de pensar en la que reformamos a nuestra manera y creamos algo nuevo con lo que nos dan; por eso es absurdo buscar o anhelar lo del extranjero sabiendo que lo nuestro es hermoso; primero hay que ir con lo que somos y no contribuir a un Macondismo en el que nos intentan dominar.

Finalmente cabe concluir que la filosofía es lo que nos permite reconocer que nosotros somos los encargados de mejorar la situación, abrir los ojos y decidir sin que otros lo hagan por nosotros. Es hora de que Colombia se engrandezca con el poder del conocimiento y la conciencia y sea un ejemplo en el mundo de lo que es Latinoamérica y la diversidad que está en ella.